Institute of the Incarnate Word - IVE Instituto del Verbo Encarnado - IVE

“La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt 9, 37-38) Hemos podido leer recientemente la crónica que escribieron los padres del IVE en Brasil, en la que cuentan cómo, siguiendo el ejemplo de San Juan...
Read more...
LA BIBLIA SOBRE EL EMBRION HUMANO La Sagrada Escritura posee muchas referencias acerca del valor de la vida humana, especialmente desde su primer momento, desde la concepción en el seno materno. Bastaría con recordar las palabras del rey arrepentido, David, re...
Read more...
No me contradigo, aun cuando lo parece. Porque no es verdad, aunque es verdad. Así están las cosas. No es verdad, como han venido diciendo desde hace meses, y han repetido anoche, y esta madrugada, y lo están haciendo en este momento y continuarán, probablemen...
Read more...
Ushetu, Tanzania, 3 de agosto de 2018 Hace un tiempo atrás, cuando tuvimos la visita de nuestro provincial, hemos podido llevar otra imagen de la Virgen a uno de los centros de nuestra parroquia. Estas imágenes las compramos en Egipto, y aprovechando los viaje...
Read more...
…oh bendito Debate!! No escribo estas líneas para quienes tienen la cabeza rota por la ideología y han enarbolado la estupidez como forma de anti-pensamiento. Tampoco para quienes venden todos los días su opinión, su voto –a veces en un Congreso y a costa de l...
Read more...
Normally, the LED light on the router turns orange for the first 20 seconds or more when you boot it up. But if that orange light stays on after more than 3 minutes, then that should mean only bad news. And by bad news, I mean not any of your devices can conne...
Read more...
El rimo frenético de la vida moderna crea personas llenas de cosas y actividades pero profundamente insatisfechas. Las múltiples actividades ocasionan una dispersión en la persona, dejándola confundida y débil, un sujeto así es incapaz ... Read More The post E...
Read more...

Espiritualidad

Consideramos que nuestra espiritualidad debe estar profundamente marcada por todos los aspectos del misterio de la Encarnación: a) respecto al origen, b) a las naturalezas, c) a la unión de las mismas, d) al fin.

a) En cuanto al principio: debemos tener profunda y raigal devoción a la Santísima Trinidad, principio activo de la Encarnación; y a quienes se apropia la misma: al Padre en cuanto es principio del Hijo –"yo he salido y vengo de Dios" (Jn 8,42)– y al Espíritu Santo en cuanto es el Amor personal del que proceden todas las obras divinas - por obra y gracia del Espíritu Santo. De allí también se deriva la primacía de lo espiritual en todo nuestro pensar, sentir y proceder, ya que "Dios es el que obra en vosotros el querer y el obrar según su voluntad" (Flp 2,13), y porque es clarísima la enseñanza del Verbo encarnado: "Buscad primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se os dará por añadidura" (Mt 6,33). Total abandono en la voluntad de beneplácito de Dios a ejemplo de la Virgen María: "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra" (Lc 1,38).

b) En cuanto a las naturalezas, divina y humana: deseamos vivir intensamente las virtudes de la trascendencia: fe, esperanza y caridad, a fin de "ser sal... ser luz" (Mt 5,13.ss) para no ser del mundo (cf. Jn 17,16). Y deseamos vivir intensamente las virtudes del anonadarse: humildad, justicia, sacrificio, pobreza, dolor, obediencia, amor misericordioso..., en una palabra tomar la Cruz.

c) En cuanto a la unión: el centro de nuestra vida debe ser Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, quien en su única persona divina une ambas naturalezas; por lo que en verdad confesamos "el Verbo se hizo carne" (Jn 1,14), "es mediador entre Dios y los hombres" (1 Tim 2,5) y es el Único que tiene palabras de Vida Eterna (cf. Jn 6,68). Es la persona término de la Encarnación. De manera particular debe manifestarse nuestra devoción a Jesucristo en el misterio de la Encarnación; en su segundo anonadamiento del misterio de la Pasión –supremo acto sacerdotal– que, por contraste, nos hace admirar más la profunda "Kénosis" (anonadamiento) de la Encarnación. Íntimamente unido al "misterio de la piedad, que se ha manifestado en carne" (1 Tim 3,16) y, por tanto, a nuestro amor, están las tres cosas blancas de la Iglesia: la Eucaristía que prolonga, por obra del sacerdocio católico, la Encarnación bajo las especies de pan y vino; la Santísima Virgen María, que dio el sí para que de su carne y sangre el Verbo se hiciera carne; y el Papa, presencia encarnatoria de la Verdad, de la Voluntad y de la Santidad de Cristo.

d) En cuanto al fin: queremos, en Cristo, buscar la gloria de Dios y el bien integral del hombre. El Padre al introducir a su Primogénito en el mundo manifiesta su gloria: "nosotros hemos visto su gloria" (Jn 1,14) y en todo queremos tener recta intención: "hacedlo todo para gloria de Dios" (1 Cor 10,31).

Institute of the Incarnate Word
MisionesIVE 

Desde los 5 continentes, Misioneros del Instituto del Verbo Encarnado nos narran sus andanzas misioneras...

 
Colabora en la formación de un seminarista
IVE ONLUS

El Instituto del Verbo Encarnado ha funda la asociación "Oficina de las Misiones ONLUS" con el fin de promover las actividades caritativas y de solidaridad social en los países del tercer mundo donde lleva a cabo su misión...

 
Tercera Orden

Con el fin de dar una respuesta a las múltiples y polifacéticas vocaciones, o sea diversos caminos espirituales y apostólicos que afectan a cada uno de los fieles laicos, tal como urgen insistentemente la Iglesia y el Papa, tuvo origen la Tercera Orden Secular de la familia del Verbo Encarnado...

Únete a nuestra lista de e-mails para recibir las crónicas de nuestros misioneros:

Únete a nosotros